A la hora de climatizar una vivienda hay que saber que el sistema de calefacción que mejor se adaptará a un chalet va a ser diferente que el de un piso o un estudio. No es lo mismo una vivienda con varias plantas y de gran tamaño que un apartamento rodeado por otras viviendas.

Mientras que en un piso puede llegar a ser suficiente colocar una estufa, en una vivienda unifamiliar esto es inviable. Elegir el mejor sistema de calefacción será clave para mantener un buen confort térmico sin pagar en exceso.

0. Consideraciones previas

Al hablar de calefacción tienes que tener presente que se pueden dividir en dos grandes grupos:

  • Elementos que generan y disipan el calor. En este grupo se encuentran los radiadores eléctricos, calefactores, estufas… dentro del mismo aparato se genera el calor y son ellos directamente los que lo disipan.
  • Sistemas de calefacción con generación y disipación de calor separados. En este caso podríamos hablar de caldera de gas + radiadores de agua, caldera de pellets + radiadores de agua, aerotermia + suelo radiante… quedan bien divididos los elementos que se encargan de generar el calor y los que lo disipan al ambiente.

En el caso de viviendas unifamiliares hay que optar siempre por los segundos. Debido a las dimensiones de la casa hay que buscar sistemas eficientes para repartir el calor por todas las estancias. No debes optar por colocar, por ejemplo, una estufa por planta.

¿Quieres conocer más acerca de todas las alternativas que hay en calefacción? Visita este post dedicado a ello.

 

1. Opciones de sistemas de calefacción

Compara los diferentes sistemas de calefacción para calentar la vivienda.

 

1.1. Caldera de gas + radiadores

Es la opción más común y la que se encuentra en el mayor número de hogares en España. Se instala tanto en apartamentos como en chalets y ofrecen buen confort.

Las calderas de gas de condensación tienen muy buen rendimiento. Aprovechan la condensación de los gases de combustión para extraer más calor y mejorar así su eficiencia.

La distribución del calor mediante radiadores se hace a través de un circuito que lleva el agua caliente hasta cada uno de ellos.

Ventajas:

  • Buen nivel de confort térmico
  • Caldera con buena eficiencia
  • Combustible más barato que la electricidad
  • Calientan también el agua para uso doméstico

Inconvenientes:

  • Hay que realizar revisiones de forma periódica
  • Es necesario que el gas canalizado llegue a la vivienda

1.2. Caldera de pellets + radiadores

Se trata de una alternativa a la caldera de gas. La caldera de pellets se puede utilizar en viviendas que ya cuentan con un circuito de calefacción con radiadores. Es posible acoplar la caldera de pellets y utilizarla para calentar el agua.

El precio por kWh del pellet es ligeramente inferior al del gas y la tecnología de estas calderas ha mejorado significativamente en los últimos años.

No debes confundir las calderas de pellets con las estufas de pellets. Las estufas calentarán directamente el aire de la estancia en la que se encuentren.

Una solución intermedia son las hidroestufas de pellets: son estufas que reparten el calor también a un circuito de agua. En este caso el rendimiento es algo inferior y permiten distribuir el calor tanto al aire como al circuito de agua. El problema es que hacen más ruido y requieren mayor limpieza.

Ventajas:

  • Precio del combustible
  • Buen nivel de confort térmico
  • No es necesario tener suministro canalizado de combustible como en el gas natural
  • Ofrecen también agua caliente sanitaria

Inconvenientes:

  • Se deben guardar los pellets en la vivienda
  • Hay que hacer una limpieza de forma periódica
  • Es necesario colocar también un silo donde pueda coger los pellets la caldera
  • La salida de humos tiene que quedar por encima del tejado de la vivienda
  • Su volumen es mayor que las calderas de gas

1.3. Caldera de gas + suelo radiante

La caldera de gas normalmente se utiliza combinada con radiadores, pero otra opción es conectarla a un circuito de suelo radiante.

Para este caso no hace falta calentar el agua a una temperatura tan alta como con los radiadores. Con calentarla a unos 40 ºC será suficiente.

Esta alternativa es ideal para viviendas de nueva construcción, pero también se puede instalar en viviendas ya construidas. Los tubos irán sobre el suelo existente, por lo que habrá que colocar una capa por encima.

Es una forma de calentar la casa más lenta pero más uniforme. Además, al subir el calor desde el suelo, la sensación de confort es mucho mayor. En invierno lo mejor es tener los pies calientes, y el suelo radiante lo consigue.

Habrá que encenderla y apagarla con antelación, pues aporta el calor al chalet de forma más gradual. Es ideal para viviendas con muchas horas de uso al día.

Ventajas:

  • El calor asciende desde el suelo (mayor confort)
  • No hay elementos visibles como con los radiadores (paredes libres)
  • Caldera con buena eficiencia
  • Combustible más barato que la electricidad

Inconvenientes:

  • Sistema más lento para calentar la vivienda
  • Se coloca sobre el suelo (en algunas viviendas ya construidas puede no ser viable)
  • Es necesario que el gas canalizado llegue a la vivienda

1.4. Caldera de pellets + suelo radiante

Al igual que con los radiadores, el suelo radiante puede combinarse con una caldera de pellets. Las ventajas e inconvenientes de esta caldera son los mismos que con los radiadores.

Si tienes espacio para colocar la caldera, la tolva y almacenar los pellets puedes plantearte esta opción. Su coste de instalación será mayor que la caldera de gas, pero el combustible es más económico.

Ventajas:

  • Combustible más barato que el gas o el gasoil
  • Mayor sensación de confort por venir el calor desde el suelo
  • Las paredes quedan libres de radiadores

Inconvenientes:

  • Será necesario disponer de espacio para colocar la caldera y guardar los pellets
  • Será necesaria una salida de humos
  • Habrá que realizar obra para colocar el suelo radiante

1.5. Bomba de calor + distribución por conductos

La distribución por conductos es diferente a los sistemas con radiadores o suelo radiante: el calor se distribuye mediante el flujo de aire por conductos.

Este sistema conduce el calor por los conductos instalados en el falso techo para distribuirlo por toda la casa. Para ello habrá que instalar una bomba de calor con potencia suficiente para climatizar toda la casa y colocar los conductos en el techo.

La ventaja de este sistema es que también servirá para enfriar la casa en verano. Esta característica lo hace especialmente interesante en climas cálidos, ya que el equipo servirá tanto en verano como en invierno.

Ventajas:

  • La bomba de calor funciona con eficiencias muy superiores al 100%
  • Puede utilizarse también para refrescar la casa en invierno
  • No utiliza ningún tipo de combustible: no hay problema de gases, suministro o almacenamiento

Inconvenientes:

  • No sirve para obtener agua caliente sanitaria
  • Funciona a temperaturas bajo cero, pero su rendimiento no será tan óptimo

1.6. Aerotermia + suelo radiante / radiadores de baja temperatura

El suelo radiante y los radiadores de baja temperatura son dos conceptos muy diferentes, pero comparten una característica: no necesitan agua a alta temperatura. Será suficiente trabajando con temperaturas entre 35 ºC – 45 ºC, en lugar de los 60 ºC – 70 ºC de los radiadores convencionales.

Pero tienen diferencias importantes como la instalación o el lugar que ocupan. Compara rápidamente ambos sistemas:

Suelo radiante

  • Es necesaria obra: hay que elevar el suelo para colocar los conductos
  • Calienta toda la casa uniformemente
  • Todo el sistema queda oculto. El calor sale del propio suelo

Radiadores de baja temperatura

  • Para disipar mejor el calor cuenta con unos pequeños ventiladores (convección forzada)
  • Calientan rápidamente
  • Se colocan en las paredes, igual que los radiadores clásicos

La aerotermia encaja perfectamente con ambos sistemas, ya que trabaja con temperaturas inferiores a los 50 ºC. Será capaz de repartir el calor por toda la vivienda tanto con suelo radiante como con radiadores de baja temperatura.

Es una buena alternativa para hogares que no tienen gas canalizado o que no quieran usar una caldera de pellets.

Ventajas:

  • La aerotermia es el sistema más eficiente para calefactar una vivienda
  • Puede utilizarse también para conseguir agua caliente sanitaria
  • Funciona 100% con electricidad, no necesita combustible canalizado
  • El suelo radiante proporciona un gran confort

Inconvenientes:

  • Hace falta instalar un acumulador para el agua caliente sanitaria
  • Cuanto más frío sea el clima más bajará el rendimiento
  • Con suelo radiante, será necesario elevar el suelo unos centímetros para colocar los tubos

La aerotermia también podría funcionar con los radiadores clásicos de aluminio. Será necesario ajustar correctamente la instalación pero hay empresas que lo logran. Si ya tienes radiadores en casa pregunta a un instalador de aerotermia si tu vivienda es viable para cambiar la caldera por el equipo de aerotermia.

1.7. Bomba de calor geotérmica + suelo radiante / radiadores de baja temperatura

En invierno el rendimiento de la bomba de calor geotérmica será mucho mayor que la bomba de calor normal por la diferencia de temperatura entre el ambiente y el subsuelo.

Cuando una bomba de calor coge aire del exterior lo hace, por ejemplo, entre 0 y 10 ºC. Cuando se utiliza geotérmica, la temperatura que viene del subsuelo puede estar entre 13 ºC – 17 ºC de forma constante.

Se trata de una diferencia de temperatura importante, que se traducirá en menor consumo energético. El calor que impulse la bomba de calor se puede distribuir por suelo radiante o mediante radiadores de baja temperatura.

Para el verano presenta una gran ventaja respecto al aire acondicionado tradicional. Para aportar frío a la vivienda no se necesita activar al compresor, todo el frío se obtendrá de los tubos captadores colocados bajo tierra. El único gasto energético sera el de la bomba de circulación.

Ventajas:

  • Mejor rendimiento en invierno por recuperar calor del suelo a mayor temperatura que el aire
  • Mejor rendimiento que la bomba de calor tradicional para aportar frío en verano
  • En algunos lugares hay subvenciones para este tipo de instalaciones
  • Los radiadores de baja temperatura calientan la vivienda de forma más rápida que los radiadores normales o el suelo radiante
  • Muy rentable en climas fríos

Inconvenientes:

  • Elevado precio de instalación
  • Si la captación de calor geotérmico es horizontal (poca profundidad) será necesaria una gran superficie cerca de la vivienda
  • Si la captación de calor geotérmica es vertical (gran profundidad) será necesario utilizar gran maquinaria en el jardín de la vivienda

1.8. Radiadores eléctricos de pared

Una solución que se te puede pasar por la cabeza es la de instalar radiadores eléctricos repartidos por la vivienda. Su coste de instalación es muy bajo y no tiene ninguna complejidad.

Sin embargo, optar por esta alternativa será la más cara a largo plazo. Este tipo de radiadores calientan el ambiente mediante una resistencia eléctrica, por lo que gastarás una gran cantidad de electricidad.

Calentar el hogar usando electricidad es buena idea cuando se trata de una bomba de calor. Tienen un rendimiento muy superior al de los radiadores eléctricos. Pero en el caso de los radiadores este rendimiento no es tan bueno. No hagas caso a los vendedores que te digan que hay radiadores eléctricos de bajo consumo.

La única solución en la que puede servir este sistema es en viviendas con uso esporádico. En el caso de que el chalet esté sin uso buena parte del año podrá salirte más económico pagar este tipo de calefacción eléctrica. Pero cuidado, deberás subir el término de potencia y esto lo pagarás todos los meses (ya sea invierno o verano y utilices o no la casa).

Un consejo para los que acaben instalando radiadores eléctricos: utiliza enchufes programadores para intercalar el uso de los radiadores. Si evitas que funcionen todos de manera simultánea podrás no subir tanto el término de potencia. Será un ahorro importante.

Ventajas:

  • Bajo coste de instalación
  • Puede colocarlos tú mismo
  • No necesita salida de humos

Inconvenientes:

  • Precio por kWh muy caro
  • Tendrás que subir bastante el término de potencia de la vivienda

Cuando se trate de una casa pasiva (Passive House) podrán utilizarse radiadores eléctricos sin problema. Estas viviendas no necesitan apenas aporte de calor, por lo que estos radiadores serán suficientes. Pero el tema de las casas pasivas es muy amplio así que lo dejaré para otra entrada.

 

¿Tienes alguna idea en mente? Consigue presupuestos gratis en el botón que tienes en el siguiente cajetín.

Pide presupuestos de instalaciones de calefacción a empresas de tu provincia.

 

 

 

2. Elementos que influyen en el uso de calefacción

Elegir el sistema de calefacción correcto es fundamental para cubrir nuestras necesidades al menor coste posible. Pero hay otros factores que también influyen en el consumo de calefacción:

 

2.1. Ventanas

A través de las ventanas se producen grandes fugas de calor si no son de calidad. Para evitar que se dispare el uso de la calefacción debes asegurarte de que tus ventanas aíslan correctamente.

Si son correderas o tienen ya tiempo seguro que les vendrá bien un repaso. Principalmente tienes 3 opciones:

  • Instalar burletes: medida sencilla y barata para mejorar el aislamiento. Instala burletes en el marco de la ventana para mejorar la estanqueidad.
  • Instalar doble ventana: las ventanas correderas admiten la instalación de una segunda ventana. De esta manera se mejorará el aislamiento de la vivienda instalando unas ventanas sencillas.
  • Sustituir las ventanas: cambiar las ventanas por otras nuevas tendrá un coste más elevado, pero te asegurarás de que tu chalet tenga un buen aislamiento.

Relacionado: Ventanas de PVC, aluminio o madera ¿Cuál elegir?

2.2. Cerrar la escalera

En los chalets hay un factor desfavorable a la hora de calentar la casa: su altura. El aire caliente asciende a las zonas altas de la vivienda, por lo que el hueco de la escalera será una vía de escape del calor hacia la última planta de la casa.

Cerrar el hueco de la escalera y colocar puertas puede parecer una idea un poco descabellada, pero desde el punto de vista energético es una fantástica idea. Podrás mantener el calor en la planta que lo desees sin calentar el resto.

Es raro que se utilicen todas las plantas a la vez durante todo el día. Por eso tener la posibilidad de calentar solo la zona del chalet que esté en uso supondrá un importante ahorro energético y económico.

2.3. Instalar válvulas en los radiadores

Si optas por el sistema de calefacción de caldera + radiadores hay un elemento que debes instalar: las válvulas termostáticas.

Estas válvulas te permiten bajar la potencia de los radiadores o incluso apagarlos. Es fundamental para poder cerrar los radiadores de las habitaciones sin uso y así evitar que se calienten innecesariamente.

Puedes incluso optar por una válvula termostática inteligente. Se trata de cabezales termostáticos en los que se puede programar con exactitud la temperatura máxima que se quiere para la habitación o inlcuso hay modelos que se conectan por wifi.

Estas últimas son ideales para grandes chalets donde se quiere poder abrir o cerrar el radiador sin tener que ir hasta la habitación en cuestión.

 

3. Viviendas unifamiliares de campo

Si tu vivienda está apartada del núcleo urbano es probable que la canalización de gas natural no llegue. En estos casos no podrás optar por la caldera de gas.

Para ello las alternativas disminuyen:

  • Caldera de gasoil: una alternativa similar es el gasoil, puesto que se almacena en grandes depósitos. Solo deberá ir un camión cisterna a rellenarlo cada cierto tiempo. El inconveniente es que estas calderas son menos eficientes y el coste del combustible es más caro. Es probablemente la peor alternativa.
  • Caldera de pellets: es un combustible que también se almacena, por lo que va perfecto para casas de campo. El precio de este combustible es menor que el del gasoil y del gas, por lo que es una fantástica alternativa.
  • Aerotermia / bomba de calor: estos equipos al funcionar exclusivamente con electricidad sirven para cualquier vivienda y su eficiencia es mayor a la de cualquier caldera.
  • Geotermia: en estas viviendas no debería haber problema de espacio, por lo que colocar la instalación geotérmica debería ser sencillo.
  • Radiadores eléctricos: en este caso repito el consejo que te di anteriormente. Solo deberás optar por esta alternativa si la casa va a tener muy poco uso. Utiliza enchufes inteligentes para intercalar su uso.

A grandes rasgos estas son las alternativas para calentar una vivienda unifamiliar. Hay más opciones, como la energía solar térmica, pero en este caso habría que contar con el exceso de agua caliente que se generará en verano.

4. Entonces, ¿cuál mejor sistema de calefacción para un chalet?

Dependerá del tipo de chalet que sea, de la zona climática y de si se trata de nueva construcción o no. Tendrás que pensar cuál se adapta mejor. Para poder elegir de forma acertada debes hacerte las preguntas correctas:

  • ¿Se va a usar la vivienda a diario? Entonces no instales radiadores eléctricos
  • ¿Va a haber gente durante todo el día? El suelo radiante puede ser una opción
  • ¿Llega el gas canalizado? En caso negativo olvídate de las calderas de gas
  • ¿Puedes hacer obra? Si es así plantéate el suelo radiante
  • ¿No puedes hacer una gran inversión? No elijas la bomba de calor geotérmica
  • ¿La vivienda está en una zona cálida? La bomba de calor te servirá también para verano

 

Comparte este post:

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si aceptas estás dando tu consentimiento de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies (pincha el enlace para mayor información).

ACEPTAR
Aviso de cookies