Tipos de calefacción: descubre cuál es el mejor sistema para tu hogar


Actitud ecológica » Calefacción

Son muchos los sistemas de calefacción que puedes poner en tu hogar, y por eso en este post te quiero ayudar a elegir cuál es la mejor opción para ti.

Mi objetivo es que cuando termines de leer esta entrada tengas una idea general de todos los tipos de calefacción.

Así conocerás todas las opciones que hay para calentar una casa.

Y sabrás cuál es la más recomendable para tu vivienda.

Por ello, en lugar de pensar qué sistema de calefacción es mejor o peor deberías preguntarte lo siguiente: ¿Cuál se adapta mejor a tus necesidades?

Para ello deberás tener en cuenta diferentes aspectos como:

  • Qué energía utilizar para calentar la casa
  • Cómo quieres que se distribuya el calor por tu vivienda
  • Qué costes de instalación puedes asumir
  • Qué mantenimiento requiere

Vamos a analizar cada sistema de calefacción por separado.

1. Calderas

Las calderas son equipos que generan calor gracias a la quema de un combustible y lo distribuyen al ambiente con radiadores.

Este detalle es importante, ya que elegir una caldera deberá llevar asociada la elección de radiadores.

La combinación de caldera + radiadores es el tipo de calefacción más extendido, ya que ofrece una buena relación entre los costes de instalación y el coste del kwh.

Además, con las calderas no sólo podrás calentar la casa, sino que también tendrás agua caliente.

Vamos a analizar qué tipos de calderas existen.

1.1. Calderas de gas

Las calderas de gas son equipos utilizados para calentar el agua gracias a la quema de gas natural o de gas propano.

Es la caldera que más se utiliza, y esto ha permitido que avance mucho su tecnología.

Actualmente lo que encontrarás son las calderas de condensación, que alcanzan unos rendimientos de entre el 95 y el 105 %.

Se adapta bien tanto a hogares grandes como pequeños, y el confort térmico que ofrece es bueno.

Debes saber que necesitas tener acceso a gas natural canalizado (o a propano canalizado), ya que es la única forma de conseguir este combustible.

En caso contrario deberás mirar otra opción.

Calderas de gas

Caldera de gas
  • La opción más extendida
  • Es una buena opción para viviendas con acceso a gas canalizado
  • Rendimientos de entre el 95 y el 105 %
  • La instalación deberá tener también radiadores de agua

Ventajas

  • Sirve tanto para calefacción como para agua caliente
  • Buena eficiencia
  • Combustible a precio competitivo

Desventajas

  • Coste de instalación medio/alto
  • Necesitas tener acceso a gas natural canalizado

1.2. Calderas de gasoil

Se trata de una caldera muy similar a la de gas, solo que en este caso utiliza gasóleo como combustible.

La diferencia más importante es que el gasoil se encuentra en estado líquido.

Esto supone un cambio importante. Las calderas de gasoil, a diferencia de las de gas, no necesitan tener acceso a la red de gas canalizado.

Al tratarse de un combustible líquido, se puede acumular el gasóleo en un gran tanque dentro de la vivienda y utilizarlo a medida que se necesite.

La parte mala es que el rendimiento de la caldera es inferior a la de gas, y que el gasoil es más contaminante que el gas natural.

Este tipo de calefacción suele considerarse la alternativa a la calefacción de gas natural, pero hoy en día hay opciones más interesantes.

Calderas de gasoil

Caldera de gasoil
  • Están muy extendidas en viviendas sin acceso a gas canalizado
  • Su combustible es más caro que el gas natural, pero se puede almacenar dentro del hogar
  • Necesita radiadores de agua para disipar el calor

Ventajas

  • No necesitas combustible canalizado

Desventajas

  • Combustible más caro que el gas natural
  • Pero eficiencia que la caldera de gas
  • Necesitas tener un depósito en el hogar
  • El gasoil contamina más que el gas natural

1.3. Calderas de pellets

El objetivo de las calderas de pellets es el mismo que el de las de gas y las de gasoil: calentar agua para distribuirlo por el circuito de radiadores.

La diferencia vuelve a ser el combustible utilizado, que en este caso se trata de pellets.

Estos pellets no son más que pequeños cilindros de serrín comprimido a alta presión. Están compuestos por residuos de madera y tienen el siguiente aspecto.

Uso de pellets para calefacción

En este caso el combustible es de origen renovable y se vende en sacos.

Este aspecto es importante, ya que tendrás que almacenar los sacos en tu propio hogar y añadirlos a la caldera cuando sea necesario.

¿Quiere decir esto que hay que añadir un nuevo saco cada vez que se acabe?

La respuesta es no, ya que estas calderas traen un depósito o tolva donde se pueden almacenar varios sacos. Después, la propia caldera se encargará de ir cogiendo el combustible que necesite.

Calderas de pellets

Caldera de pellets
  • Están cada vez más presentes en los hogares
  • Deberás colocar radiadores por la vivienda para disipar el calor
  • El precio del kWh pellet compite con el del gas

Ventajas

  • Los pellets entran dentro de las energías renovables
  • No necesitas acceso a combustible canalizado
  • Buenos rendimientos de la caldera

Desventajas

  • Supone una inversión inicial más alta que la caldera de gas
  • Necesitas espacio para almacenar los pellets
  • Necesita mayores labores de limpieza y mantenimiento
  • Tendrás que recargar el depósito cada cierto tiempo

1.4. Calderas de leña

Para terminar con los diferentes tipos de calderas quiero mencionar también la caldera de leña.

Su uso es menos común, y solo es recomendable para casos más puntuales.

Como combustible se usa la leña, aunque algunos modelos funcionan también con carbón.

Puede ser una opción interesante en los siguientes casos:

  • Si tienes acceso a gran cantidad de leña
  • Si el lugar en el que vives no es fácil conseguir pellets o gasoil

Eso sí, su rendimiento siempre será superior al de una chimenea. La caldera aprovecha al máximo el poder calorífico de la leña y lo utiliza para calentar agua.

Calderas de leña

Caldera de leña
  • Es la mejor opción para sacarle el máximo partido a la leña
  • Será una buena solución si tienes una vivienda donde cuesta conseguir otros combustibles
  • Solo recomendable para casos muy concretos

Ventajas

  • No necesitas acceso a combustible canalizado
  • Algunos modelos también admiten carbón

Desventajas

  • Peor rendimiento que el resto de calderas
  • Necesitas almacenar la leña
  • Necesita mayores labores de limpieza y mantenimiento

Te dejo aquí un resumen con los aspectos más importantes de cada caldera.

Tipo de caldera Características principales
Gas La más extendida y la mejor opción en la mayoría de los casos. Tiene un rendimiento muy bueno.
Gasoil Cada vez más en desuso. Una opción interesante par ahogares sin acceso a gas natural, pero es más caro que los pellets.
Pellets Una opción interesante que no es apta para todo el mundo. Precio y rendimientos competitivos, pero con más trabajo de limpieza y mantenimiento.
Leña Ideal para casas de campo a los que no llega el gasoil o los pellets. Actualmente es mejor opción la caldera de pellets.

2. Estufas

Cuando hablamos de estufas debes saber que existe una gran diferencia respecto a las calderas.

Mientras que las calderas son capaces de calentar toda la vivienda, la estufa sólo da calor a la estancia en la que se encuentra.

Y además, con ella no obtienes agua caliente para el baño.

Son componentes individuales que se utilizan de forma independiente.

Pero al igual que ocurre con las calderas podemos encontrar diferentes tipos en función del combustible que utilicen.

Vamos a ver las particularidades de cada estufa para ser utilizada como sistema de calefacción para casas.

2.1. Estufas de gas butano

Es probablemente la estufa más extendida.

Se trata de equipos que queman gas butano para generar calor. Para ello se coloca la bombona de butano dentro de la propia estufa, de forma que el combustible se va gastando a medida que se necesite.

Tienen la gran ventaja de que se pueden mover por la vivienda. Así podrás colocarla en la estancia donde más lo necesites.

Además, cuentan con ruedas para facilitar su traslado.

Según el tipo de quemador se encuentran tres modelos:

  • Estufa de gas radiante (o estufa de infrarrojos)
  • Estufa catalítica
  • Estufa de llama azul

Como parte negativa, debes asegurarte de que se está produciendo una buena combustión. Aunque estas estufas cuentan con medidas de seguridad, no está de más estar alerta a cualquier olor extraño. Si esto sucede procura ventilar bien la estancia.

Y por supuesto, no coloques nada inflamable cerca de ella.

Estufas de butano

Estufa de butano
  • Se trata de una estufa que incorpora la bombona de butano
  • Son capaces de calentar la estancia de forma eficaz

Ventajas

  • Calor rápido
  • Se puede mover por la vivienda

Desventajas

  • Las bombonas de butano son pesadas
  • Debes tener cuidado con la llama

2.2. Estufas de pellets

Al igual que ocurría con las calderas, también existen estufas que utilizan el pellet como combustible.

Pero tiene una gran diferencia respecto a las estufas de butano, y es que las estufas de pellets necesitan una salida de humos.

El pellet posee un gran poder calorífico, lo que significa que puede calentar estancias de grandes dimensiones.

Gracias a su mecanismo interno la estufa irá quemando los pellets a medida que sea necesario, de esta manera no tienes que estar pendiente de añadir este combustible constantemente.

Son estufas con las que puedes calentar la vivienda, pero siempre teniendo presente que el calor lo aportará a la estancia donde se encuentre. Además, esta estufa no se puede mover.

Debes saber que también existen las hidroestufas de pellets. Estas estufas se conectan al circuito de agua caliente, de manera que puedes repartir el calor por los radiadores de la vivienda y obtener también agua caliente sanitaria. Son muy similares a las calderas de pellets.

Las estufas de pellets pueden ser una buena alternativa a la clásica chimenea. Visualmente no tendrás un resultado tan bueno, pero su rendimiento es mucho mejor.

Estufas de pellets

Estufa de pellets
  • Una buena elección para viviendas que no disponen de chimenea y quieren calentar una estancia
  • Al tener salida de humos no tendrás que preocuparte por la combustión

Ventajas

  • Los pellets entran dentro de las energías renovables
  • No necesitas acceso a combustible canalizado
  • Buen rendimiento

Desventajas

  • Debes abrir hueco en la pared para la salida de humos
  • Necesitas espacio para almacenar los pellets
  • Requiere mayores labores de limpieza y mantenimiento
  • No se puede mover por la vivienda

2.3. Estufas de leña

Se trata de estufas metálicas preparadas para quemar directamente la leña. Es muy similar a la de pellets.

Cuentan con una salida de humos y una puerta de cristal para poder ver las llamas.

Puedes encontrarte los siguientes tipos:

  • Estufas de leña de fundición
  • Estufas de leña de convección

Es la alternativa perfecta para los que quieren una chimenea, ya que requiere de menos obra y es más eficiente.

Estufas de leña

Estufa de leña
  • Alternativa perfecta a la chimenea
  • Ideal si no tienes acceso fácil a pellets
  • Su rendimiento es algo peor que la estufa de pellets, pero mejor que el de una chimenea
  • Te servirá para calentar una estancia, no la vivienda entera

Ventajas

  • Puedes ver la combustión de la madera
  • Mejor rendimiento que una chimenea convencional

Desventajas

  • Peor rendimiento que la estufa de pellets
  • Debes abrir hueco en la pared para la salida de humos
  • Necesitas espacio para almacenar los pellets
  • Requiere mayores labores de limpieza y mantenimiento
  • No se puede mover por la vivienda

2.3. Estufas de parafina

Son estufas muy similares a las de gas butano pero con la diferencia de que usan parafina (o queroseno) como combustible.

Este combustible se encuentra en estado líquido y lo comercializan en bidones de 8, 10 o 20 litros.

Existen dos clases:

  • Estufas de parafina de mecha
  • Estufas de parafina electrónicas

También se las conoce como estufas de queroseno.

Su uso solo tiene sentido para momentos puntuales. La estufa es más barata que otras tecnologías, pero su combustible es mucho más caro.

Por eso te servirá sólo si la vas a utilizar en situaciones esporádicas.

Estufas de parafina

Estufa de parafina
  • Es ideal para usarse en momentos muy puntuales
  • El combustible se echa en un depósito y se va consumiendo a medida que calienta
  • Solo te servirá para calentar una estancia

Ventajas

  • Calor rápido
  • Puedes mover la estufa si lo necesitas

Desventajas

  • Combustible muy caro
  • Debes tener cuidado con la combustión

2.4. Biochimeneas (estufas de bioetanol)

Son estufas pensadas para decorar y en aportar calor en algún momento puntual que para utilizarse como equipo de calefacción.

Su llama se produce por quemar bioetanol, un combustible líquido que se vende en garrafas o botellas.

Puede tener sentido para utilizarse puntualmente en una terraza o porche, pero nunca como sistema de calefacción en el hogar.

Estufas de bioetanol (biochimeneas)

Estufa de bioetanol
  • Estufa decorativa
  • Utiliza bioetanol como combustible
  • Se las conoce también como biochimeneas
  • Nunca debes utilizarlas como sistema de calefacción de una estancia o de la vivienda

Ventajas

  • Son bonitas

Desventajas

  • Combustible caro
  • Poco eficientes

Repasa en esta tabla las características más importantes de cada estufa.

Tipo de estufa Características principales
Gas Puede ser una buena opción para calentar una única estancia.
Pellets Es la mejor opción de estufas pero su instalación es la más compleja.
Leña Muy similar a la de pellets pero con un rendimiento algo inferior.
Parafina Es el combustible más caro.
Bioetanol Sólo sirven para aportar calor de forma puntual.

3. Radiadores

Llamamos radiadores a aquellos elementos o aparatos que disipan el calor y que se utilizan para la calefacción del hogar.

Se pueden diferenciar dos grandes grupos:

  • Radiadores de agua : disipan el calor generado por una caldera o equipo de aerotermia, sin ser ellos los que producen el calor.
  • Radiadores eléctricos: generan ellos mismos el calor por medio de resistencias eléctricas y lo disipan al ambiente.

Entra en el siguiente enlace si quieres más información sobre los diferentes tipos de radiadores que hay.

Vamos a repasar más en detalle los dos grupos de radiadores que existen.

3.1. Radiadores de agua

Los radiadores de agua como tal no generan el calor, sino que disipan el calor que produce una caldera o equipo de aerotermia.

Son parte del circuito de calefacción, pero no sirven de nada sin un equipo que genere el calor.

Existen de diferentes formas y materiales.

Dentro de este grupo tenemos los radiadores de baja temperatura. Están pensados como radiadores para aerotermia o para calderas de gas que trabajen a baja temperatura.

Tienen una mayor superficie y pueden incorporar pequeños ventiladores para ayudar a la disipación del calor.

Gracias a estas características pueden trabajar a menores temperaturas, consiguiendo una gran rapidez en la disipación del calor.

Radiadores de agua

Radiadores de agua
  • No generan calor, sino que disipan el calor generado por otro equipo (caldera de gas, caldera de gasoil…)
  • Funcionan en conjunto con una caldera o equipo de climatización

Ventajas

  • Son una buena opción para calentar la vivienda entera

Desventajas

  • Necesitan ser purgados cada cierto tiempo
  • Ocupan espacio en las paredes del hogar

3.2. Radiadores eléctricos

Se trata de radiadores individuales que generan calor gracias a una o varias resistencias eléctricas en su interior.

Pueden calentar un fluido caloportador como el aceite o calentar directamente el aire. En función del tipo que sea también incorporarán un ventilador.

Para que te hagas una idea de todos los tipos que hay aquí tienes un pequeño resumen:

  • Radiadores de aceite: Son los clásicos radiadores con ruedas que traen aceite en su interior.
  • Emisores térmicos: Se trata de radiadores eléctricos pensados para dejarlos fijos en las paredes. Son algo más sofisticados que los radiadores de aceite en cuanto a la regulación y programación. Pueden ser de tres tipos:
    • Secos: calientan paneles de mica para poder seguir disipando algo de calor cuando se apague la resistencia eléctrica.
    • Con fluido caloportador: normalmente aceite. En este caso tardarán más en disipar el calor una vez apagados.
    • Cerámicos: tardan más en calentarse pero son los que más tiempo estarán disipando calor.
  • Convectores: Radiadores eléctricos que calientan el aire y disipan el calor con la ayuda de unos ventiladores. Con ellos se consigue calentar la estancia de manera muy rápida, pero una vez se apaguen bajará de nuevo la temperatura rápidamente.
    Se colocan normalmente en el suelo, ya sea sobre ruedas o sobre unos soportes, asemejándose a los radiadores de aceite.
  • Calefactores: Son como los convectores pero de menor tamaño. Están pensados para poder trasladarlos sin problemas y que se puedan colocar en cualquier parte. Existen estos tipos:
    • Calefactor: clásico calefactor con una resistencia que genera el calor y un ventilador que lo disipa.
    • Calefactor cerámico: es igual que un calefactor con la diferencia de que la resistencia es cerámica.
    • Calefactor de pared: calefactor anclado a la pared con aspecto de aire acondicionado.
  • Radiador infrarrojos: Se trata de radiadores halógenos que calientan mediante radiación. Están pensados para usarse en estancias pequeñas y momentos puntuales, como puede ser el cuarto de baño.
    Al calentar por radiación se notará el calor sobre la piel, por lo que no sirve para calentar la estancia.

Pese a la gran cantidad de modelos diferentes, todos tienen una cosa en común: utilizan la electricidad para generar el calor.

Además, el propio radiador es el encargado tanto de generar el calor como de disiparlo.

Hay viviendas que utilizan los radiadores eléctricos como sistema de calefacción para toda la vivienda, pero esto no es para nada recomendable.

Calentar la casa con radiadores eléctricos es mucho más caro que con una caldera de gas o un equipo de aerotermia.

Las situaciones en las que compensa utilizarlos son las siguientes:

  • Cuando vives de alquiler y no vas a pasar mucho tiempo en la vivienda (no te da tiempo a recuperar la inversión)
  • Necesitas calentar una estancia puntual (baño, habitación…)
  • En una casa que se utilice pocos días al año

Si no estás en ninguna de estas situaciones te saldrá más económico la calefacción con caldera y radiadores o con equipo de aerotermia.

Radiadores eléctricos

Radiadores eléctricos
Imagen de radiador de aceite
  • Existe una amplia gama de radiadores: radiadores de aceite, emisores térmicos, radiador de infrarrojos…
  • Son útiles para situaciones concretas (pisos de alquiler, viviendas con poco uso o para calentar estancias de forma puntual)

Ventajas

  • Comodidad
  • Coste de adquisición bajo
  • Los puedes mover por la vivienda
  • No se quema ningún combustible

Desventajas

  • El precio al kWh es caro
  • Si usas más de uno deberás subir el término de potencia de tu vivienda

A continuación tienes un resumen de los diferentes tipos de radiadores para calefacción.

Tipo de radiador Características principales
Agua Son parte de un sistema de calefacción (normalmente caldera o equipo de aerotermia). Indispensables cuando se usa una caldera.
Eléctrico Puede ser una buena solución en situaciones puntuales, pero en la mayoría de los casos resulta desaconsejable como equipo de calefacción.

4. Equipos de climatización

Los sistemas de climatización se encargan de aportar a la vivienda tanto calor como frío. Un mismo equipo sirve como sistema de calefacción y de refrigeración.

Como puedes imaginar esto supone una gran ventaja: con un mismo equipo calentarás la casa en invierno y la enfriarás en verano.

Pero debes saber que son pocas las opciones que tienes si es lo que quieres para tu hogar.

Veamos a ver de cuáles se tratan.

4.1. Bombas de calor

Una bomba de calor es un equipo de aire acondicionado con inversión de ciclo.

Cuando se utiliza para calentar la vivienda, lo que hace el equipo es extraer el calor del exterior. Posteriormente, comprime el aire para aumentar su temperatura (aquí entra en juego la termodinámica).

La bomba de calor tiene un rendimiento superior a los de cualquier caldera. Esto quiere decir que el precio que pagas por el kWh térmico es el más bajo.

Además, podrás enfriar la vivienda cuando lleguen los meses más calurosos.

Se compone de una unidad exterior y otra interior.

La interior suele ser de tipo mural. Se coloca en la pared y se encarga de distribuir el calor por la estancia.

Si quieres calentar más estancias, tendrás que colocar más unidades interiores.

Esto tiene la parte negativa, y es que resulta más complicado calentar la vivienda al completo con este sistema.

Bomba de calor

Bomba de calor
  • Ideal para viviendas con pocas estancias
  • Puede funcionar tanto en modo «bomba de calor» como en modo «aire acondicionado»

Ventajas

  • Rendimiento muy bueno
  • Puedes obtener tanto frío como calor

Desventajas

  • No obtienes agua caliente
  • Sólo climatizará las estancias donde coloques un split

4.2. Aerotermia

La aerotermia es un equipo muy similar a la bomba de calor, con una diferencia importante: también sirve para calentar el agua de uso doméstico.

En este caso el circuito es de aire-agua, cuando la bomba de calor es un circuito aire-aire. Esta particularidad le permite funcionar con disipadores de calor.

Al no conseguir temperaturas muy elevadas del agua será necesario utilizar radiadores de baja temperatura o suelo radiante para calentar la vivienda.

Debes saber que tiene un coste de instalación más elevado que el resto de opciones, pero es la solución más económica a largo plazo.

Además, al ofrecer también agua caliente de uso doméstico, no tendrás que instalar termos eléctricos para obtenerla.

Si estás pensando en instalar aerotermia en tu casa para poder refrigerarla en verano, lo recomendable es hacerlo junto a suelo radiante. Esta combinación es la que te permitirá calentar el hogar en invierno y enfriarlo en verano.

Aerotermia

Equipo de aerotermia
  • Es la mejor opción si puedes asumir el elevado coste de instalación
  • Obtendrás también agua caliente sanitaria
  • Podrás enfriar el hogar si la utilizas junto al suelo radiante

Ventajas

  • Rendimiento muy bueno
  • También obtienes agua caliente
  • Sirve para aportar tanto frío como calor

Desventajas

  • Coste de instalación más elevado

4.3. Suelo radiante

Cuando hablamos de suelo radiante nos referimos a un sistema de conductos que circulan por el suelo de la vivienda.

Pero hay que hacer un matiz aquí. Existen dos tipos de suelo radiante:

  • Suelo radiante por agua: el principio es el mismo que los radiadores de agua. Su función es disipar el calor que aporta un equipo de calefacción (caldera de gas, aerotermia…).
  • Suelo radiante eléctrico: aquí los conductos son directamente resistencias eléctricas que generan el calor. Es la opción menos recomendable, ya que la eficiencia es mucho peor que la que puede obtener un equipo de aerotermia.

Como ves son dos sistemas que tienen prácticamente el mismo nombre pero que funcionan de maneras muy diferentes.

La mejor opción es el suelo radiante por agua, ya que si se utiliza con aerotermia se consiguen los mejores rendimientos posibles. Y esto a la larga supondrá un gran ahorro. Pero también debes saber que es la opción con el coste inicial más elevado.

El suelo radiante de agua compite directamente con los radiadores de agua, pero tiene algunas ventajas para usarse dentro del sistema de calefacción de cualquier vivienda:

  • Ofrece un mayor confort térmico: la situación ideal es cualquier vivienda es tener los pies más calientes que la cabeza (y esto el suelo radiante lo consigue).
  • No genera corrientes de aire: al generar calor por toda la superficie del suelo no se genera ninguna corriente de aire dentro de las estancias.
  • No hay elementos de calefacción visibles: es el propio suelo el que calienta, por lo que no tendrás radiadores que ocupen espacio en las paredes del hogar.

Suelo radiante

Suelo radiante
Imagen de suelo radiante por agua
  • Funcionamiento según el tipo de suelo radiante:
    • Suelo radiante de agua: disipa el calor de un equipo de calefacción (es la opción más común)
    • Suelo radiante eléctrico: genera el calor y lo disipa por la vivienda
  • Ideal para viviendas en construcción (su instalación será más sencilla)
  • Es la opción que mejor encaja con la aerotermia si se dispone del capital necesario para hacer la inversión

Ventajas

  • Mayor sensación de confort
  • Obtienes tanto frío como calor
  • No hay elementos visibles
  • No genera corrientes de aire

Desventajas

  • Instalación de coste elevado

Estos son los detalles más importantes de los equipos de climatización que sirven para calentar el hogar.

Tipo de equipo Características principales
Bomba de calor Ideal para viviendas con pocas estancias.
Aerotermia La opción más económica a largo plazo pero con el coste de instalación más elevado.
Suelo radiante Coste de instalación elevado, pero sensación de confort inigualable.

5. Otros sistemas de calefacción

Antes de terminar el artículo quiero mostrarte otros dos sistemas de calefacción que entrar dentro del grupo de energías renovables.

5.1. Calefacción solar

La calefacción solar no es más que el uso de paneles solares térmicos para obtener agua caliente para la vivienda.

Debes tener en cuenta que rara vez se podrá utilizar de forma exclusiva. Lo normal es que sea un apoyo a otro sistema de calefacción.

Pero cuidado aquí: no confundas la energía solar fotovoltaica con la energía solar térmica.

En ambas se extrae la energía del sol, pero el resto del funcionamiento es diferente. Te dejo aquí la principales diferencias:

Solar fotovoltaica Solar térmica
Genera electricidad Calienta el agua de un circuito
Se fabrica con obleas de silicio Se compone de un sistema de tubos

El agua caliente que generan los paneles se acumula en un gran termo, de forma que se puede mantener la temperatura del agua durante varias horas.

Actualmente muchas viviendas disponen de este sistema, ya que en 2006 se estableció como obligatorio en edificios de nueva construcción (fuente).

Energía solar térmica

Calefacción solar
  • Funciona muy bien como sistema de apoyo a una caldera o equipo de aerotermia
  • Ideal para grandes instalaciones (residencias, polideportivos…)

Ventajas

  • Es una energía renovable

Desventajas

  • Dependes del sol (menor producción en invierno)
  • Coste de instalación elevado

5.2. Calefacción geotérmica

En último lugar quiero que conozcas la energía geotérmica. Se trata de una instalación en la que se coloca un sistema de tuberías en el interior de la tierra.

A partir de cierta profundidad la temperatura de la tierra se mantiene estable (independientemente de que sea verano o invierno). Lo que se busca es impulsar el agua por las tuberías y que vuelva a esa temperatura.

No será lo suficientemente caliente para usarla como calefacción, por lo que se pasa posteriormente por un equipo de calefacción (caldera, aerotermia…).

El resultado es una reducción considerable del consumo.

Lo bueno es que sirve tanto para calentar el hogar en invierno como para refrescarlo en verano.

Pero como podrás imaginar, el coste de esta instalación es bastante elevado. Por eso solo es recomendable para hogares con un gran consumo en calefacción.

Por muchas ganas que tengas de utilizar esta energía renovable tendrás que hacer bien los números para saber si te resultará rentable la inversión.

Energía geotérmica

Calefacción geotérmica
Imagen: atlanticshoresusa.com
  • Es ideal para viviendas con terreno en climas muy fríos
  • Si se usa junto con la aerotermia se consiguen rendimientos muy muy buenos

Ventajas

  • Es una energía renovable
  • Se consigue calor en invierno y frío en verano
  • Es un sistema tremendamente eficiente

Desventajas

  • Coste de instalación muy elevado

Repaso final: Tipos de calefacción según la generación de calor

A modo de resumen tienes esta lista en el que agrupo los diferentes sistemas de calefacción en función de la energía utilizada para generar el calor.

  • Electricidad: es una fuente de energía que se utiliza en diferentes tecnologías.
    • Resistencia eléctrica: la resistencia eléctrica se calienta al pasar electricidad por ella: Ejemplos: radiadores de aceite, calefactores y suelo radiante eléctrico.
    • Infrarrojos: el calor se emite en forma de radiación. Ejemplo: radiador halógeno.
    • Compresor: gracias a la ayuda de un compresor se introduce el calor de la calle dentro del hogar. Ejemplos: bomba de calor y aerotermia.
  • Combustibles fósiles: el combustible se quema para obtener el calor. Hay una gran variedad de opciones.
    • Gas natural: combustible gaseoso canalizado. Ejemplo: caldera de gas.
    • Gas butano: combustible gaseoso en bombona. Ejemplo: estufa de butano.
    • Gasoil: combustible líquido. Ejemplo: caldera de gasoil.
    • Parafina: combustible líquido. Ejemplo: estufa de parafina.
    • Carbón: combustible sólido. Ejemplos: caldera de leña y estufa de leña.
  • Biomasa: es un combustible que se quema para obtener calor, pero es de origen renovable.
    • Pellet: combustible sólido formado por serrín comprimido. Ejemplos: caldera de pellets y estufa de pellets.
    • Leña: combustible natural sólido. Ejemplos: caldera de leña y estufa de leña.
  • Energía solar: la energía solar térmica se utiliza para calentar agua que sirve tanto para agua caliente sanitaria como para calefacción. Ejemplo: calefacción solar.
  • Energía geotérmica: mediante un sistema de tuberías que van enterradas se hace pasar un líquido para que coja la temperatura del suelo. Ejemplo: calefacción geotérmica.

Cual es el mejor sistema de calefacción

Bien, para terminar quiero comentar cuáles son para mí los mejores sistemas de calefacción.

  • Aerotermia

La aerotermia es el sistema de calefacción ideal si puedes asumir el coste inicial. Su gran eficiencia provoca que sea un equipo de calefacción realmente rentable.

Tiene la parte positiva de que utiliza exclusivamente electricidad, por lo que si contratas a una comercializadora cuya energía es 100% procedente de fuentes renovables tendrás la calefacción más ecológica.

Como aspecto positivo adicional, la aerotermia puede disipar el calor con tres sistemas diferentes:

  • Radiadores de baja temperatura
  • Suelo radiante
  • Fancoils

Tienes opciones más que suficientes para encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades.

  • Caldera de gas

La caldera de gas se encuentra un escalón por debajo en cuanto a costes de instalación, aunque el precio del kWh térmico sea más caro que con la aerotermia.

Este coste inicial más bajo hace que sea más accesible para muchos hogares.

Además, tiene una gran capacidad calorífica, lo que se traduce en tiempos realmente bajos ala hora de calentar una vivienda.

Como punto negativo: se trata de un combustible fósil. Si queremos disminuir la contaminación y depender cada vez menos de los combustibles fósiles debemos dejar de lado este tipo de equipos de calefacción.

El rendimiento de este tipo de calderas se encuentra por debajo de la aerotermia, pero aún así sigue teniendo una buena eficiencia.

  • Caldera de pellets

La caldera de pellets es similar a la caldera de gas en cuanto a confort.

Pero el uso de pellets tiene dos grandes ventajas:

  • Es un combustible renovable
  • No necesitas tener acceso a gas natural canalizado

Como parte negativa está el coste inicial, que se sitúa ligeramente por encima que la caldera de gas.

Además tendrás que almacenar los pellets dentro de tu hogar.

Es una gran solución para viviendas que no tienen acceso a gas natural, ya que el uso de estas calderas es mucho más recomendable que las de gasoil.

*Estas tres recomendaciones las hago partiendo de que tienes una vivienda en propiedad. Si vives de alquiler y la casa no tiene calefacción probablemente tengas que utilizar radiadores eléctricos. Pero debes saber que no es ni de lejos una de las opciones más baratas.

Como puedes ver hay muchas alternativas a la hora de elegir un equipo de calefacción.

Seguramente hayas visto en este artículo alguna que no conocías, pero es recomendable conocer todas las opciones para poder tomar una mejor decisión.

Y en esta guía de la calefacción las tienes todas bien ordenadas.

Ahora te toca hacer números y ver qué opción es la mejor para ti.

3 comentarios en «Tipos de calefacción: descubre cuál es el mejor sistema para tu hogar»

  1. Que opinión te merece los radiadores de infrarrojos de onda larga para apoyar la calefacción por chimenea y estufa de ina vivienda aislada.

    Responder
  2. SIGUEN VINIENDO COCINAS A GASOIL QUE PUEDA CUMPLIR LA FUNCION DE COCINA Y A SU VEZ HAGA DE CALDERA A TRAVES DE UN CIRCUITO,QUE VALLA A LOS RADIADORES

    Responder

Deja un comentario

  • Responsable: Daniel Sanz
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.