Tipos de aislamiento térmico para fachadas


Inicio » Aislamiento térmico » Fachadas

Son muchos los lugares de la vivienda que se pueden aislar térmicamente, pero en este post me voy a centrar en uno en particular: las fachadas.

Por los muros exteriores de las viviendas se pierden grandes cantidades de energía en invierno, provocando un gran gasto en calefacción. Este consumo se puede reducir enormemente si se aíslan las fachadas.

Para conocer todas las opciones disponibles te traigo los 3 tipos de aislamiento que se pueden hacer con las diferentes técnicas de cada uno.

1. Tipos de aislamiento según la ubicación

Son 3 los lugares sobre los que podemos actuar a la hora de aislar una fachada. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que te dejo los aspectos principales de cada uno.

Consigue hasta 4 presupuestos de aislamiento térmico de empresas de tu zona y sin coste.

 

1.1. Aislamiento exterior

Es el tipo de aislamiento con el que mejores resultados se obtiene. Se trata de añadir diferentes capas en el exterior del edificio para mejorar el aislamiento.

Al modificarse la parte exterior es más fácil eliminar los puentes térmicos. Se protege toda la superficie de forma homogénea. Además, se obtiene una buena inercia térmica al disponer los materiales aislantes en el exterior.

Uno de los aspectos que pueden limitar el uso del aislamiento exterior es el cambio de aspecto de la fachada. Si bien el resultado es visualmente bueno, en algunos edificios está prohibido por normativas urbanísticas modificar su aspecto exterior.

Las técnicas que se aplican en el exterior son:

  • SATE
  • Fachada ventilada
  • Poliuretano proyectado
Ventajas:
  • Buenos resultados en el aislamiento de la fachada
  • No se pierde superficie en el interior de la vivienda
  • La instalación no interfiere con la vida de los inquilinos
  • Se aísla toda la fachada de forma homogénea, eliminando los puentes térmicos
Inconvenientes:
  • Su coste es más elevado que el resto de aislamientos
  • Cambia el aspecto externo de la vivienda

1.2. Aislamiento interior

Proporcionar un aislamiento interior a la vivienda es una solución más cómoda de ejecutar y más económica, pero no se consiguen los mismos rendimientos que con el aislamiento exterior.

Es una forma muy interesante de aislar zonas de la vivienda (a veces se busca aislar solo el muro que da al norte). También es una buena opción para segundas residencias, ya que su ocupación es menor y se tarda más en amortizar la inversión.

El inconveniente que tiene el aislamiento interior es que se pierde espacio útil dentro de la vivienda. Además, no se puede aislar por completo la vivienda, ya que los puntos de unión del techo y los tabiques con la fachada quedan sin aislar.

Como punto a favor adicional tiene que no se modifica el aspecto exterior del edificio.

Ventajas:
  • Es más económico que el aislamiento exterior
  • Puede aislarse una vivienda de forma parcial
  • No es necesario trabajar en la vía pública
  • No cambia el aspecto de la fachada
Inconvenientes:
  • No ofrece un resultado tan bueno como el aislamiento exterior
  • Se pierde espacio en el interior de la vivienda
  • Imposibilidad de aislar la unión del muro exterior con techos y tabiques

1.3. Relleno de cámaras de aire

Hay viviendas cuya fachada incorpora una cámara de aire que divide el muro en dos. Esta separación se puede aprovechar para rellenar con algún material aislante.

Para hacer este trabajo hay que realizar una serie de agujeros en el interior o en el exterior de la vivienda. A través de ellos se inyecta el aislante, que puede ser espumoso, en fibras o granular.

La ventaja de esto es que no se modifica el aspecto exterior ni se reduce espacio en el interior de la vivienda, pero se vuelve más complicado establecer un aislante térmico de forma uniforme.

Además presenta el mismo problema que el aislamiento interno: no se podrá aislar en las uniones del techo y los tabiques con la fachada.

Ventajas:
  • Es un tipo de aislamiento más económico
  • No se modifica el aspecto exterior de la fachada
  • No se pierde espacio en el interior de la vivienda
  • Pueden aislarse fachadas de forma individual
  • Elimina infiltraciones de aire
  • Aporta rigidez a la fachada
Inconvenientes:
  • El trabajo se debe hacer por un profesional para que no queden zonas sin aislar
  • No se pueden aislar las uniones del muro exterior con los techos y tabiques
  • Mal aislamiento si las cámaras de aire no están en buen estado

2. Técnicas de aislamiento para fachadas

Para aislar las fachas se utilizan diferentes técnicas. Ya sea en el interior o en el exterior de la misma se puede optar por diferentes procesos para logar un mejor aislamiento térmico de la vivienda.

2.1. Aislamiento exterior SATE

El sistema de aislamiento SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior) es una solución muy extendida para proteger térmicamente una vivienda o edificio.

Se trata de un sistema pensado para colocar en el exterior de la fachada y que se compone de varias capas.

Sistema de aislamiento SATE
Diferentes capas de un sistema SATE | Imagen: crealia cantabria

La capa principal es la que incorpora los paneles aislantes, que proporcionan un gran aislamiento térmico, pero se le añaden otras capas para obtener una buena sujeción e impermeabilidad.

Al colocarse por la parte exterior del muro no se pierde espacio en el interior de la vivienda. Puede fijarse tanto de forma adhesiva como mecánica.

Se puede instalar un SATE de diferentes grosores, siendo mayor el aislamiento térmico cuanto mayor es el grosor de las capas.

Con este sistema se consigue un aislamiento muy eficaz y que evita zonas de la fachada sin proteger. El ahorro energético será considerable, convirtiéndose en una gran opción.

2.2. Aislamiento exterior con fachada ventilada

La característica principal de la fachada ventilada es que dispone de una cámara de aire entre la capa de aislamiento y el revestimiento exterior.

Esto se hace porque supone varias ventajas interesantes:

  • Permite la evacuación de agua sin afectar a la capa de aislamiento
  • Se reducen considerablemente los puentes térmicos
  • El sistema permite desmontarse y reutilizarse

Para conseguir esta cámara de aire es necesario el uso de fijaciones sobre las que apoyar el revestimiento exterior. El esquema de las diferentes capas es el siguiente.

Aislamiento exterior con fachada ventilada
Orden de las capas en un aislamiento exterior con fachada ventilada | Imagen original: presupueston

Con este aislamiento se logra una estética muy elegante y los resultados son muy buenos. La calidad del aislamiento térmico de la envolvente mejora enormemente.

No obstante este sistema también tiene algunas desventajas: el espesor final de la fachada podrá aumentar entre 10 y 30 centímetros (en función del acabado por el que se opte) y en climas húmedos el material aislante pierde sus propiedades.

También hay que destacar que es un sistema cuyo coste de instalación es más elevado que el resto.

2.3. Aislamiento por inyección en cámara

Nos referimos a aislamiento por inyección en cámara cuando se inyecta aislante en espuma o en gránulos en la cámara de aire de los muros de las viviendas. Para ello se realizan pequeños orificios con taladros en diferentes puntos del muro, siempre dejando una distancia de 50 cm entre ellos.

Se trata de una ejecución se realiza en poco tiempo y a un precio económico. Además no se pierde espacio en el interior de la vivienda ni se modifica el aspecto de la fachada.

Aislamiento por inyección en cámara
Proceso de inyección en cámara de aislamiento | Imagen: aísla tu hogar

Para la correcta distribución del material aislante a lo largo del muro debe tener una cámara de aire despejada. En la parte inferior de los muros suelen depositarse restos de ladrillo, por lo que impedirá el paso del aislante.

El principal problema de la inyección en cámara es que no se eliminan los puentes térmicos, por lo que no será tan eficaz como el SATE o la fachada ventilada. Además, algunos poliuretanos dejan mal olor en la vivienda.

Puede ser una buena opción para algunas viviendas debido a la sencillez en su aplicación y al nulo cambio en el aspecto de la fachada.

2.4. Aislamiento térmico interior

Tras ver los procesos en los que se aísla la fachada por el exterior o utilizando la cámara de aire, vamos a analizar la opción que queda: aislar por el interior.

Para ello lo que se realiza es colocar una capa de material aislante que después se recubrirá con revoco de yeso o yeso laminado. Principalmente hay 4 sistemas para este tipo de aislamiento interior que variarán en función del material aislante utilizado y del sistema de fijación.

Técnica Aislante utilizado Sistema de fijación
Poliestireno expandido con yeso laminado Placas de poliestireno Adhesivo o fijación mecánica
Trasdosado autoportante Lana de roca o de vidrio Perfiles metálicos
Sistema de placas aislantes acabadas con revoco Placas de poliestireno extruido Adhesivo
Espuma de poluretano proyectada por el interior Espuma de poliuretano No necesita

Las ventajas se seguir este sistema es que no se modifica la parte exterior de la fachada (en algunas viviendas esto es obligatorio por normativa).

Sin embargo se reduce la superficie útil en el interior de la vivienda y no elimina los puentes térmicos (a excepción del trasdosado autoportante, que responde bien ante este problema).

2.5. Aislamiento de medianera con poliuretano proyectado

Este tipo de aislamiento se utiliza en edificios antiguos en los que la fachada ha quedado expuesta tras el derribo del edificio adyacente.

Puesto que esa fachada no estaba inicialmente a la intemperie su aislamiento es muy pobre, por lo que se debe aplicar una solución temporal hasta que se construya el nuevo edificio.

El poliuretano proyectado tiene buenas propiedades: se adhiere muy bien a la superficie sobre la que se aplica, resiste las diferentes climatologías y ofrece un gran aislamiento térmico. Además, al tratarse de una espuma se aplica con bastante rapidez.

Su aspecto es muy característico, ya que su color anaranjado resalta enormemente. Además, suelen aplicarse en grandes superficies, por lo que rápidamente verás los edificios a los que se ha aplicado.

Aislamiento de medianeras con poliuretano proyectado
Aspecto del poliuretano proyectado | Imagen: aisla con poliuretano

El uso de este tipo de aislamiento corresponderá a la comunidad de vecinos del edificio, pero está bien conocer que existe.

Consigue hasta 4 presupuestos de aislamiento térmico de fachadas de empresas de tu zona y sin coste.

 

Con esto tendríamos el repaso de las diferentes técnicas para aislar térmicamente las fachadas. Son varias las opciones por las que puedes optar, sabiendo que cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.

Lo que debes valorar es qué aspectos son para ti más importantes y elegir un aislamiento que destaque en esos puntos.

Recuerda que tendrás que realizar una inversión importante, pero la verás compensada con el paso de los años al reducir tu consumo en calefacción.