La Tasa de Retorno Energético está cobrando importancia en estos años debido a las dudas sobre la cantidad de reservas existentes de petróleo y el auge que están experimentando las energías renovables. Este concepto nos relaciona la cantidad de energía invertida en un proceso con la energía obtenida, según una sencilla fórmula:

Tasa de retorno energético - fórmula

Por ejemplo, si para obtener cien barriles de petróleo invertimos solamente uno, tendremos una Tasa de Retorno Energético (TRE) de 100. Pero si para obtener veinte, invertimos cuarenta, tendremos una TRE de 0,5 (tendríamos pérdidas). En el caso de un aerogenerador, la energía invertida será la necesaria para construirlo y mantenerlo en funcionamiento, mientras que la obtenida será la energía que nos entrega durante todos los años que esté en funcionamiento. Con este ejemplo nos hacemos una idea de que necesitamos procesos de producción de energía con una TRE mayor que 1, pero buscaremos aquellos que el resultado sea lo mayor posible.

Ahora bien, el problema al que nos enfrentamos a la hora de calcular este dato es el nivel de estudio de la energía invertida. Con el ejemplo de los barriles de petróleo vemos algunos aspectos en seguida: los barriles invertidos en el funcionamiento de toda la maquinaria, la distribución del producto… Pero podemos incluir muchos más: el coste energético de la fabricación de las infraestructuras, el acondicionamiento de las carreteras para el transporte, mantenimiento de las instalaciones, las pérdidas por calor, el coste de llevar a los trabajadores hasta la planta de tratamiento… y podríamos seguir hasta aburrirnos. Por esto, la Tasa de Retorno Energético se encuentra siempre entre dos valores, aunque con toda probabilidad el resultado real estará por debajo del resultado obtenido.

Este dato es importante para considerar hasta qué punto sigue siendo rentable la extracción de petróleo, puesto que cada vez se invierten más recursos para aprovechar los pozos de mayor dificultad de extracción. También tenemos que tenerlo presente en las distintas energías renovables, cuyo objetivo final debe ser la mayor obtención de energía posible (mayor TRE). En la siguiente imagen tenemos comparadas las energías primarias según su TRE.

Uno de los aspectos más llamativos es la disminución del petróleo, desde 1930 que era extremadamente rentable hasta hoy en día, que compite con muchas otras fuentes de energía. También hay que destacar la alta Tasa de Retorno Energético de energías renovables como la eólica o la hidroeléctrica, que son bastantes competitivas. Una de las energías más criticadas en este ámbito es la fotovoltaica, en la que se puede ver un mínimo de TRE bastante baja, pero este tipo de energía está experimentando aumentos de rendimiento a cada año que pasa, y cabe destacar que estos datos son de hace cinco años, por lo que ahora será ligeramente mayor y seguirá creciendo a medida que pasan los años.

Fuente: Mariana Ballenilla y Fernando Ballenilla. El ecologista: La tasa de retorno energético.

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies