Son muchas las viviendas que tienen instalado un termo eléctrico para obtener agua caliente. Estos termos son depósitos que calientan el agua mediante una resistencia eléctrica y mantienen la temperatura para poder disponer de ella cuando lo necesitemos. Pero el aislamiento no es total y se producen algunas pérdidas. Entonces, ¿merece la pena apagar el termo eléctrico al irte de vacaciones?

La respuesta es sí. Sin duda. Si vas a estar unos días fuera de casa desenchufa el termo para evitar un gasto de electricidad innecesario. Cada cierto tiempo el termo se encenderá para recuperar la temperatura del agua. Pero para ver esto con más detalle he medido el funcionamiento de un termo eléctrico.

¿Merece la pena apagar el termo eléctrico?

Usar un termo eléctrico para obtener agua caliente tiene una ventaja y un inconveniente desde el punto de vista económico:

  • Ventaja: La instalación es más barata que el resto de tecnologías.
  • Inconveniente: Calentar el agua de esta manera es la más cara.

Por eso es normal encontrarse un termo en las casas de alquiler. El propietario se gastará poco dinero en instalarlo y será el inquilino el que pague la factura de la electricidad.

En la casa que estoy ahora de alquiler tiene uno instalado por lo que he decidido medir el consumo de mi termo. El aparato en cuestión es un FLECK BON 25 modelo 3210008 y la ficha técnica es la siguiente:

Características termo eléctrico Fleck BON 25

Fuente: tu calentador economico

Es un termo de 24 litros de capacidad y hay varios datos interesantes:

  • Potencia: 1200 W
  • Tiempo de calentamiento (aumento de temperatura de 45 ºC): 1h 10′
  • Dispersión térmica a 65 ºC: 0,78 kWh/24h

Destacar que la calificación energética es B.

Temperaturas del termo

El termo está ubicado dentro del baño y las mediciones fueron realizadas a principios de octubre (durante esos días las temperaturas fueron bastante cálidas). Con un registrador de temperatura medí el valor máximo y mínimo dentro del cuarto de baño:

  • Temperatura mínima: 26,5 ºC
  • Temperatura máxima: 28 ºC

Otro valor a tener en cuenta es el de la temperatura en la superficie del termo. Con estos datos nos podemos mentalizar de que un termo siempre va a tener pérdidas por calor.

  • Temperatura en la parte alta: 37,9 ºC
  • Temperatura en la base: 34,6 ºC

¿Merece la pena apagar el termo eléctrico? - Temperaturas en la superficie del termo

La temperatura del agua fría y tras calentarse en el termo a máxima potencia es:

  • Temperatura del agua fría: 23,6 ºC
  • Temperatura del agua caliente: 60,2 ºC

Funcionamiento

Para ver el funcionamiento del termo eléctrico desde el punto de vista del consumo energético lo que hice fue conectarlo a un medidor de consumo. Alargué la ducha hasta agotar el agua caliente por completo y así poder tener una idea de lo que consume en calentar los 24 litros que tiene de capacidad.

El resultado fue que tras 1 hora y 25 minutos necesitó 1688,84 Wh para calentar todo el agua.

Consumo termo eléctrico 1

Consumo del termo eléctrico (30 de septiembre)

Tras la ducha inicial no lo volví a utilizar en un par de días para ver cómo se comportaba. En alguna ocasión he escuchado que merece la pena apagar el termo si no se va a utilizar en 48 horas, así que medí el consumo que tenía tras esa primera ducha.

Consumo termo eléctrico 2

Consumo del termo eléctrico (1 de octubre)

Se observa como este termo se conecta cada 3 horas y calienta el agua durante unos minutos. Este consumo se sitúa entre los 130 y los 150 Wh por cada encendido.

Consumo termo eléctrico 3

Consumo del termo eléctrico (2 de octubre)

A la 01:00 de la madrugada del 2 de octubre, cuando terminó de hacer el último encendido, había consumido en total 1703,79 Wh en mantener caliente el agua.

Si empezamos a contar desde las 12:00 del mediodía del 30 de septiembre, suman un total de 37 horas. El consumo de esas 37 horas es ligeramente mayor de lo que hubiese necesitado en calentar de nuevo el agua si se hubiese dejado enfriar por completo.

Resultados

Tras el análisis de funcionamiento del termo eléctrico FLECK BON 25 se observa que merece la pena apagarlo si no se va a utilizar, como mínimo, en el siguiente día y medio.

No lo pienses, apaga el termo siempre que te marches de casa, aunque sea solo el fin de semana.

Hay que tener en cuenta que esos días la temperatura del cuarto de baño detectada por el registrador de temperatura no bajó de los 26,5 ºC, lo que da lugar a dos lecturas:

  • El termo calentaba la estancia. La casa está muy mal aislada y esos días hubo temperaturas de casi 30 ºC de máxima y unos 18 ºC de mínima, por lo que sería de esperar que la temperatura mínima dentro de la vivienda fuera algo inferior a 26 ºC.
  • En invierno consumirá todavía más. Si te marchas de vacaciones y las mínimas son bajas va a tener más perdidas y por consiguiente tendrá un mayor consumo para mantener el agua caliente.

En la ficha técnica aparece que la dispersión térmica a 60 ºC es de 0,78 kWh/24h. Para ver si cumple sumamos todos los valores del 1 de octubre (24 horas) y vemos que la dispersión térmica fue de 1139,17 Wh, o lo que es lo mismo 1,139 kWh. Esto es un 46% más.

Recomendaciones

Se ha podido ver la importancia de apagar el termo eléctrico debido a su gran consumo y sus constantes pérdidas. En este caso el termo tiene calificación energética B, pero es probable que otros termos tengan peor calificación energética, lo que hace todavía más recomendable controlar sus horas de funcionamiento. Como curiosidad, estos son los resultados de los termos eléctricos en la página web de El Corte Inglés en función de su calificación energética:

Calificación energética - termo eléctrico

Se observa que la mayoría de los termos tienen una calificación energética C, y sólo 7 alcanzan la A. Esto nos da una idea de la importancia de buscar medidas de ahorro para compensar su mala calificación energética.

Con las siguientes recomendaciones podrás reducir el consumo eléctrico de tu termo:

  • Apagar el termo eléctrico. Si en tu casa tienes termo eléctrico incorpora en tu rutina apagarlo cada vez que vayas a hacer una escapada. Es más, si te planificas, lo mejor es apagarlo tras la última ducha. Así no calentará el agua que luego vas a dejar enfriar.
  • Bajar la potencia. En mi caso el termo es de poca capacidad y en invierno el agua caliente se acaba rápidamente. En termos de mayor volumen el agua caliente dura para más de una ducha completa. En estos casos es recomendable bajar la potencia del termo, pues no será necesario tener agua a 60 ºC. Con esto se reducirán las pérdidas por calor.
  • Usar un enchufe inteligente. Un buen aliado para el termo eléctrico es un enchufe inteligente controlado por Wi-Fi. Son enchufes que al conectarse a la red Wi-Fi de tu casa los puedes controlar desde cualquier parte del mundo desde tu móvil. Se encuentran por 20 € y con él tendrás la posibilidad de encender el termo un rato antes de llegar a casa. Además suelen traer la opción de temporizador con la que también podrías jugar: encenderlo sólo los fines de semana, que caliente exclusivamente durante las horas que dura la tarifa de discriminación horaria…

El termo eléctrico es el sistema con el que más cuesta calentar el agua, pero si sabes cómo utilizarlo podrás bajar tu factura de electricidad.

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest