Instalación fotovoltaica aislada

Instalación fotovoltaica aislada: qué es y para qué se utiliza

Una instalación fotovoltaica aislada consiste en combinar el uso de paneles fotovoltaicos con baterías. De esta manera se almacena energía en las baterías para poder aprovecharla en momentos de ausencia de sol.

Lo cierto es que este sistema se lleva usando durante muchos años. Sus usos son de lo más polivalente: desde una pequeña estación meteorológica hasta el bombeo de agua de todo un campo de cultivo. Es un tipo de energía renovable que permite aprovecharse tanto a pequeña como a gran escala.

Vamos a ver más en profundidad esta tecnología.

Leer más…Instalación fotovoltaica aislada: qué es y para qué se utiliza

Almacenamiento de energía: mucho más que baterías

En los próximos años vamos a ver una progresiva transición a las renovables, es algo inevitable. Esto conlleva que la generación eléctrica se produzca por medio de fuentes intermitentes y, aunque dentro de unos márgenes, impredecibles. Para poder alcanzar un mix energético con un alto porcentaje de renovables será fundamental el desarrollo de fuentes de almacenamiento de energía. Y cuanto más se mejore en este aspecto, más rápido se llegará a una generación 100% renovable.

Todos conocemos las baterías, puesto que se encuentran en infinidad de dispositivos y en los vehículos eléctricos que cada vez se dejan ver más. Pero las baterías son sólo una modalidad de almacenamiento de energía, existiendo otras que complementan la forma de guardar esta energía para su uso posterior, formando un gran abanico en cuanto a la cantidad de tiempo que se encargan de almacenarla.

Leer más…Almacenamiento de energía: mucho más que baterías

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si aceptas estás dando tu consentimiento de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies (pincha el enlace para mayor información).

ACEPTAR
Aviso de cookies